Por qué estudiar Historia si todo está al alcance de un click

Quizás esto sea una frase que has escuchado decir a tus hijos, o a lo mejor hasta tú mismo, lo has pensado, por qué leer un libro, o estudiar, si desde cualquier dispositivo puedes conectarte a internet con un click, y ya tienes toda la información que necesitas.

Y es cierto, hoy la información está más disponible que nunca. Pero, esto no indica que toda la información disponible sea correcta, de hecho, un gran porcentaje es inexacto.

Parte de esa mala información es bien intencionada pero ignorante. Parte de ella es deliberadamente engañosa.

Todos sabemos que Internet cambió la forma de obtener información, sobre todo del pasado. Con solo unos pocos clics, puedes examinar catálogos de bibliotecas y archivos, examinar cientos de años de fuentes primarias digitalizadas y responder esas preguntas molestas sobre nombres y fechas.

Los usuarios también pueden encontrar imágenes y videos manipulados, notas a pie de página inventadas, evidencia falsificada e historias inventadas, cortesía de empresarios y trolls de Internet hambrientos de ganancias.

Resulta que tanto los niños como los adultos no están bien equipados para diferenciar entre lo confiable y lo falso.

Lamentablemente, los estudiantes de secundaria, preparatoria y universitarios (la generación de los tweets, los correos electrónicos y los teléfonos celulares) no saben evaluar la credibilidad de la información en línea.

Ese cúmulo de información que encuentras en internet, muchas veces fuera de contexto, acompañada a pruebas escolares de opción múltiple, ya amañadas, una enseñanza ineficaz y libros de texto problemáticos, con el agregado de información inexacta en internet, han dificultado que los estudiantes puedan pensar históricamente.

Una forma de ayudar a tu hijo es utilizar la historia para entrenar a tus hijos en la ambigüedad y desarrollar u su tolerancia a la complejidad.

Se les puede estimular a que disfruten discusiones y argumentos a través de la historia y la ciencia.  Es muy alentador ver a los niños que se hacen cargo de su propio aprendizaje, debaten cuestiones sobre prejuicios, puntos de vista e interpretación, y disfrutan del proceso.

Los educadores e investigadores deberían aprender a prestar atención y a dominar nuevas formas de leer y pensar adecuadas al mundo digital y sobre todo aprender a verificar los hechos y si lo que leen en internet está acorde con la historia real o no.

Importancia de estudiar la Historia

El estudio de la historia es importante porque le permite a uno dar más sentido al mundo actual. Uno puede mirar las tendencias económicas y culturales del pasado y ser capaz de ofrecer predicciones razonables de lo que sucederá a continuación en el mundo actual.

También se puede entender por qué existen algunas reglas en el mundo moderno. Otros beneficios incluyen:

  • Obtener un mejor entendimiento del mundo, de nosotros mismos y los demás
  • La Historia permite tener un mejor entendimiento de los cambios que han ocurrido en las diferentes épocas y las que podrían venir después
  • La historia provee las mejores herramientas para ser unos ciudadanos decentes y de bien
  • La historia permite que el alumno tenga un mejor nivel de apreciación hacia todo

Hay tantas cosas interesantes que se pueden aprender del pasado, como las costumbres de nuestros pasados, las comidas, las formas de vida, y hasta las profesiones, por ejemplo, podrías llegar a aprender que la profesión de cerrajero es una de las más antiguas de la humanidad que data de más de 4.000 años, en el antiguo Egipto y Babilonia.

error: Content is protected !!