Aprende cómo fomentar el interés por la ciencia en los niños

La ciencia reúne los conocimientos estructurados que se encarga del estudio, investigación e interpretación de los fenómenos naturales, sociales y artificiales. Por medio de la ciencia es que se intenta conocer el funcionamiento del universo.

Es por ello que es de gran relevancia fomentar a los niños el interés por las ciencias, y así estimular sus capacidades para poder solucionar problemas, también les permitirán desarrollar el pensamiento racional y comprender muchos eventos que detectarán cada día.

Pero con tantos videojuegos, los niños están alejándose de las ciencias y el desarrollo de la curiosidad y el interés por resolver problemas, así que lo mejor es poner en práctica algunas estrategias para solucionar ésta situación, y salvar el interés en el conocimiento de las ciencias.

Estrategias para fomentar el interés en los niños por las ciencias

La experimentación, es uno de los mejores métodos que puedes aplicar a los niños, por lo general la curiosidad los atrae, algunos experimentos se pueden realizar actividades con agua, velas o con algún alimento.

Lo más importante de los experimentos es que ellos comprendan las razones por las que ocurren los fenómenos, y cómo pueden ser de utilidad en su vida cotidiana, un ejemplo cotidiano es el del cerrajero, quien se ha encargado de aprender a solucionar una amplia variedad de problemas de seguridad de una manera efectiva.

También puedes obsequiarles instrumentos científicos, por ejemplo un telescopio y explicarle que sirve para observar el firmamento, un microscopio, o artículos similares, porque la idea es que el niño conozca su utilidad, y así desarrolle interés por las ciencias.

Otra opción es visitar museos, esta es una experiencia divertida y entretenida porque allí descubren varias actividades y talleres, existen museos interactivos diseñados para que estimular la curiosidad de los niños.

Actividades científicas que pueden ser realizadas en casa

Una opción son los juegos de construcción, con este tipo de juego el niño aprende conceptos al construir, además aprende geometría, se agilizan en reconocimiento de formas, fomentan el razonamiento, aprenden a solucionar problemas y a la vez a tomar decisiones, aprenden a organizar y clasificar materiales.

Puedes experimentar con arcilla o plastilina, a los niños les encanta, ellos crean infinidades de cosas se despierta su imaginación, si trabaja con arcilla el niño se dará cuenta que después que se seca ya no la puede trabajar.

Jugar con pinturas, le facilitas al niño papel y pintura que puedan mezclar como todo un científico que va experimentar con diferentes texturas y colores, ver qué ocurre cuando mezcla dos colores, y así aprende diferentes combinaciones de colores y si le permites una esponja logrará crear diferentes formas.

También está la ciencia en la cocina, porque allí aplicamos matemática y ciencia, cuando realizamos algo en la cocina tenemos que seguir instrucciones y medir los ingredientes que vamos a usar.

Luego al cocinar la clase se convierte en una actividad práctica de química, además se experimenta las propiedades de los sólidos y los líquidos, como se funde la mantequilla con el contacto con el calor, cuando preparamos la masa blanda para las galletas al ser horneadas se convierte en un sólido.

Existen opciones que pueden atraer el interés de los pequeños, sólo queda de tu parte un poco de paciencia y explicar la razón de ser de cada evento.

error: Content is protected !!